jueves, 18 de octubre de 2012

Frío

Lia se repite constantemente que no debe comer. En su vida sólo hay sitio para contar las calorías, para hacer ejercicio cuando la han obligado a ingerir una cantidad de alimentos que ella considera demasiado. Siempre. Pero ahora su amiga Cassie, con quien llegó al terrible pacto de convertirse en la más delgada del instituto, ha muerto y la persigue en sus sueños, porque se la quiere llevar con ella, no quiere estar sola al otro lado.Lia tiene una oportunidad, puede coger la mano de aquellos que se la ofrecen: sus padres, su hermana pequeña, puede aceptar el consejo de los médicos, pero no será hasta que haya tocado fondo que pueda recobrar la ilusión por una vida que se le escapa de las manos.



Lindísimo libro, crudo, realista. 
Es dificil enfrentarse a libros como este, con tanta verdad entre sus páginas, con tantas situaciones, con tantos pensamientos en los que te reconoces; incluso sin ser una de chica de hielo, uno se puede sentir relacionada a Lia, porque el problema esta ahí afuera, y muchas veces es así, cada una de las inseguridades de Lia, cada uno de los pensamientos de Lia, son los pensamientos que tienen muchas chicas que pasan por esto. Es un libro para replantearse ¿Por qué? o mejor dicho, ¿Por qué no?


Frío



1 comentario:

  1. Este tipo de historias tan duras no me gustan demasiado.
    Te sigo y te invito a que te pases x mi blog.
    Besis.

    ResponderEliminar