martes, 6 de diciembre de 2011

At the party

Falling Hard 
La primera historia se centra en Emily Mullaly. Es una chica bastante común, y es conocida —o desconocida, dependiendo de cómo lo veas— por hacer fiestas en su casa. Aunque ni siquiera le gustan las fiestas. Simplemente las hace porque eso es lo que su madre, que era porrista en sus años dorados, le gusta que haga. Entonces, en una de esas fiestas que ni siquiera sabe porque se toma la molestia de organizar, capta la atención de Ashton Wagner, el chico más ardiente y popular de la escuela. La atracción es inmediata y en unas pocas horas ambos están perdidos el uno por el otro. ¿Pero como Emily puede estar segura de que Ashton va en serio, o solo quiere a alguien con quien pasar el tiempo? ¿Realmente  supero a Haven, su ex?

                                         
 Telling Secrets: 
Brooke se siente perdida desde que su mejor amiga se mudó antes de su último año. Encima de eso, sus padres se están divorciando, y le preocupa que no sienta nada. Excepto cuando esta con Aiden, el chico malo que con sus besos le hace olvidar todo. ¿El problema? Eso es lo único que realmente comparten. Y luego esta Ry, su mejor amigo. Aunque él, por supuesto, quiere más que amistad. ¿Acaso Brooke se dará cuenta de sus verdaderos sentimientos, antes de que sea demasiado tarde?

 


 Getting Close
Gabriella y Landon son la pareja perfecta. Están completamente enamorados, y repentinamente, ella le termina. Landon está perplejo, pero finge que todo está bien, porque eso es lo que sabe que ella querría. Excepto que Gabriella todavía está enamorada de él. Entonces tú te preguntaras, ¿Por qué le terminó si todavía lo quiere? Bueno, exactamente por eso. Porque tiene miedo de amar a alguien, pues no quiere salir lastimada. Ahora, la paradoja: ya está lastimada. Ambos siguen enamorados y sufren al no estar juntos. Entonces, ¿Qué es peor? ¿Sufrir al no estar juntos en el presente o sufrir cuando eventualmente —si es que ocurre— se separen en el futuro?



                                       Kissing Perfect
Brynn tiene el corazón roto. Su novio, Aaron, terminó con ella. Así que como venganza, decide robarle la bicicleta. Justo cuando está en el acto, el sexy, popular —y conocido mujeriego— de Josh Noth, la atrapa. Mientras Brynn está devanándose la cabeza en busca de explicaciones a su acto, se da cuenta de que no son necesarias. Josh decide ayudarla. A pesar de que Josh cree que es una loca, no puede dejar de sentirse atraído por ella. Y aunque Brynn cree que todavía le gusta Aaron, siente mariposas cada vez que Josh la mira. Así que, ¿terminara esta noche no solo con el robo de una bicicleta, si no de un par de besos?



Estas historias suceden en la fiesta de Emily Mullaly. Son todas muy lindas, cortas y entretenidas, todas con un final feliz. Asi que, es una lectura rapida cuando queres soñar con rapidos finales felices.


At the party

No hay comentarios:

Publicar un comentario